El Comité Ejecutivo de CECAM denuncia que muchos sectores quedan excluidos de las ayudas directas del Gobierno Nacional

TIEMPO DE LECTURA:

2 min.

COMPARTIR:

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

El órgano de dirección de la Confederación regional se ha reunido hoy por videoconferencia

CECAM CEOE-CEPYME Castilla-La Mancha manifiesta su claro desacuerdo con la exclusión de muchos sectores de actividad económica de las ayudas directas para pymes y autónomos puestas en marcha por el Gobierno nacional a través del Real de Decreto-ley 5/2021, de 12 de marzo, de medidas extraordinarias de apoyo a la solvencia empresarial en respuesta a la pandemia del Covid-19.

Así se ha puesto de manifiesto esta mañana durante la reunión del Comité Ejecutivo de la Confederación regional, que ha destacado que desde las Organizaciones empresariales venimos reclamando ayudas directas a las empresas desde hace más de un año, para hacer frente a la difícil situación que muchas de ellas vienen atravesando. Unas ayudas que sí se estaban poniendo en marcha en otros países de la Unión Europea pero no en nuestro país.

De esta forma, las Organizaciones empresariales han ido recogiendo y dando voz a las demandas que desde numerosos sectores nos han ido trasladando, así como su preocupación ante la posibilidad de quedar fuera de estas ayudas.

Desde CECAM rechazamos el carácter discriminatorio que suponen estas ayudas, que dejan fuera a muchos sectores de actividad que lo están pasando realmente mal con la crisis. Consideramos un error claro por parte de la Administración establecer un listado de CNAE incluidos en estas ayudas, ya que existen muchas empresas o incluso sectores de actividad completos que pueden haber tenido una caída de la facturación muy grande y que sin embargo, como se recoge en el Real Decreto, se verían excluidos de estas ayudas.

Las Organizaciones empresariales consideramos que el criterio que debe regir la concesión de estas ayudas es un criterio de facturación, de tal modo que todas aquellas empresas que hayan tenido una caída de facturación mayor de un porcentaje determinado deberían ser incluidas de forma igualitaria en las mismas.

El real decreto legislativo debe ser convalidado ahora en el Congreso de los Diputados. Confiamos en que el Gobierno aproveche esta oportunidad para rectificar y modificar estos criterios, dando respuesta a las demandas empresariales, durante el trámite parlamentario. En caso de no atender el criterio de suprimir los CNAE, debería al menos establecerse alguna cláusula de flexibilidad que permita que los sectores que han tenido una mayor caída de actividad y que no están incluidos dentro de los CNAE, puedan acogerse a estas ayudas directas.

Asimismo, desde la Confederación Regional de Empresarios de Castilla-La Mancha trasladaremos a nuestras Organizaciones nacionales CEOE y CEPYME las demandas de los empresarios castellano manchegos para que hagan llegar las mismas a los grupos parlamentarios en el Congreso de los Diputados.

En relación a la canalización de estas ayudas por parte de las comunidades autónomas, el Comité Ejecutivo de CECAM ha coincidido en la necesidad de pedir celeridad en la aplicación de las mismas, para que cuanto antes puedan llegar a los empresarios y autónomos de nuestra región, que se encuentran actualmente en una situación crítica.  

Por último, el Comité Ejecutivo ha destacado que, si bien son necesarias, estas ayudas deberían ser más potentes económicamente, dado que no van a lograr compensar las pérdidas tan enormes que han sufrido muchas pymes y autónomos afectadas por la crisis. Además, los requisitos fijados por el Gobierno para que las empresas puedan acceder a las ayudas directas son excesivamente restrictivos, con lo que muchas de ellas no podrán beneficiarse de las ayudas al no poder cumplir con las condiciones exigidas.