La Federación regional del Taxi aborda la situación del transporte escolar con la consejera de Educación

  • Categoría de la entrada:Empleo / NOTICIAS

TIEMPO DE LECTURA:

1 min.

COMPARTIR:

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

La Federación regional del Taxi de Castilla-La Mancha, encabezada por su presidente, Manuel García Naharro, trasladaba a la consejera de Educación del Gobierno regional, Rosa Ana Rodríguez, la “importancia vital que supone el transporte escolar para la supervivencia del sector del taxi” en Castilla-La Mancha, durante una reunión celebrada por videoconferencia, para conocer la situación tras la paralización de las rutas escolares en el presente curso escolar así como el transporte escolar para el curso próximo.

En este sentido, la Federación regional del Taxi transmitía a la consejera de Educación que la suspensión de los contratos actuales en el transporte escolar de nuestra región, debido a la situación generada por el COVID-19, “ha supuesto un duro mazazo para la economía de los taxistas de nuestra región”. Respecto a este asunto, se abordaron las medidas a tomar por parte de la Consejería en relación a las indemnizaciones previstas para el sector del transporte en Castilla-La Mancha.

La Federación regional preguntaba asimismo por la situación de las rutas escolares de cara al curso próximo, ante lo cual la consejera señalaba que se van a prorrogar un año más los contratos de las rutas existentes que se han visto paralizadas.

Por otro lado, el presidente de la Federación regional del Taxi resaltaba que el sector del taxi en Castilla-La Mancha ha tomado todas las medidas higiénicas necesarias para garantizar la seguridad de los usuarios y de los conductores desde que se declaró el estado de alarma en nuestro país, como son la limpieza del interior de los vehículos con ozono, la instalación de mamparas de separación entre pasajeros y conductor y la desinfección del habitáculo.

Como ya ha venido señalando la Federación, desde el inicio de la crisis generada por el coronavirus, el sector afronta una situación económica sin precedentes, con una clara caída de los ingresos, motivada por el descenso del número de pasajeros debido al confinamiento, a lo que se unió la paralización de las rutas escolares desde el 12 de marzo, debido a la suspensión de la actividad lectiva. Todo esto ha afectado al sector en su conjunto, tanto en el ámbito rural, representado por un 70 por ciento de los asociados, como en el ámbito urbano, abocando a muchos taxistas de la región a la desesperación y la ruina más absoluta.