La economía española continúa creciendo a buen ritmo aunque con una ligera desaceleración

  • Categoría de la entrada:Economía / NOTICIAS

TIEMPO DE LECTURA:

2 min.

COMPARTIR:

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

El aumento del PIB en el tercer trimestre ha sido de un 0,8% una décima inferior al registrado en el anterior. En este trimestre sobresale la fortaleza de la inversión en equipo y construcción, mientras que por el lado de la oferta, también destaca la notable mejoría de la industria manufacturera y del sector de la construcción.

Uno de los aspectos más destacables este periodo es la aceleración de la demanda interna, que mejora su aportación al crecimiento del PIB hasta los 2,7 puntos porcentuales, cuatro décimas más que el trimestre anterior. Esta aceleración ha venido en concreto de la inversión en bienes de equipo y en construcción. En la demanda exterior se observa igualmente una aceleración en términos interanuales. En cuanto a exportaciones, han destacado los componentes de bienes y servicios turísticos.

Por el lado de la oferta, destaca la consolidación de la recuperación del sector construcción y la aceleración de la actividad de la industria manufacturera. Los servicios mantienen su dinamismo en términos trimestrales e interanuales.

El ritmo de creación de empleo se mantiene estable con una tasa interanual del 2,9%. En lo que respecta al consumo de los hogares, prolonga su buen tono en el tercer trimestre, con un avance del 0,7% trimestral, igual tasa que en el trimestre anterior, manteniendo su crecimiento interanual en el 2,4%.

La economía española continúa creciendo a buen ritmo en el tercer trimestre de 2017, siendo uno de los países de la Eurozona con mayor crecimiento. En tasa interanual el PIB mantiene su ritmo de crecimiento en el 3,1% y el empleo avanza un 2,9%. En opinión de la CEOE, tras el buen comportamiento de la economía en lo transcurrido del año y con la información que se conoce de avance del cuarto trimestre, en la que no se anticipa una desaceleración brusca de la actividad, la economía española crecerá por tercer año consecutivo por encima del 3,0%.