El precio de los productos energéticos condiciona la inflación en el mes de enero

  • Categoría de la entrada:Economía / NOTICIAS

TIEMPO DE LECTURA:

2 min.

COMPARTIR:

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

El Índice de Precios al Consumo (IPC) en el mes de enero registró un descenso de seis décimas en Castilla-La Mancha respecto al mes anterior, situando la tasa interanual en el 3,3 por ciento, según los datos hechos públicos hoy por el Instituto Nacional de Estadística (INE).

A nivel nacional, el IPC bajó un -0,5 por ciento respecto al mes de diciembre, mientras la tasa interanual fue del 3 por ciento.

El descenso del IPC registrado en el primer mes del año en nuestra región viene motivado principalmente por el sector del Vestido y Calzado, que ha experimentado una caída de un -15,8 por ciento mensual, por el inicio del periodo de rebajas.

Por otro lado, la tasa de variación anual de la inflación subyacente (índice general sin alimentos no elaborados ni productos energéticos) aumenta una décima hasta el 1,1 por ciento en términos interanuales, muy lejos del incremento del IPC general, lo que pone de manifiesto que la evolución del Índice de Precios al Consumo general está muy condicionada por la volatilidad de los precios del petróleo, que ha registrado un incremento en la recta final de 2016.  

Como señala CEOE, de mantenerse el petróleo en los niveles actuales, la inflación se situará en tasas elevadas durante la primera mitad de 2017, aunque comenzará a moderarse a partir del mes de marzo.

En este escenario, en el que sí han aumentado los costes de producción para las empresas, especialmente la energía, conviene recordar que cualquier deterioro de la competitividad supondrá una limitación para la recuperación de la economía.

En este sentido, para poder afianzar el proceso de recuperación de nuestra economía, es necesario garantizar un contexto de moderación salarial, ya que en estos momentos, cualquier incremento salarial supondría una pérdida de competitividad inasumible para las empresas.